¿Aplicación a medias de la Ley 6 de 1987?

Adolfo J. Campos Barranco
Abogado especializado en materia tributaria y Socio de RC Tax Consulting, S.A.
Artículo publicado en el diario La Prensa. Sección de Economía & Negocios. Ventana Fiscal. 10/02/2019.

 

El debate sobre el aumento de los ingresos a los jubilados y pensionados ha generado a su vez la discusión de modificar la Ley 6 de 1987 (G.O. 26314-A de 30/6/2009) que contiene los descuentos a que tienen derecho aquellos panameños o extranjeros residentes en el territorio nacional que tengan 55 años o más, si son mujeres o 60 años o más si son varones; así como todos los jubilados y pensionados por cualquier género en el momento de adquirir un bien o servicio.

El comercio o profesional, al cual le solicitan un descuento en virtud de esta Ley, está obligado a darlo, pues de negarse a hacerlo será sancionado por la ACODECO con multas que van entre 50 a 5 mil balboas.

Hasta allí todo lindo en virtud de lo que hemos narrado. Sin embargo, los comerciantes o profesionales en general que otorgan estos descuentos pueden estar sufriendo una mala aplicación del artículo 6 de la Ley 6/1987, el cual indica que: “los descuentos y concesiones a que se refiere esta Ley serán deducibles del Impuesto sobre la renta” (ISR).

El comerciante o profesional en su declaración jurada de rentas primero debe registrar el ingreso completo, luego debe registrar el descuento en la línea correspondiente y obtendrá entonces un total de ingresos gravables. El monto ofrecido en descuento es un crédito fiscal sobre el ISR a pagar.

La norma no indica que este descuento ofrecido es un gasto deducible para calcular el ISR, pues el efecto contable no es el mismo y distorsiona el fin de la disposición. Esta busca que el Estado, conocedor del aumento de los bienes, servicios y frente a un ingreso fijo de una persona retirada, en vez de hacerle un aumento en sus pensiones, expide una Ley para que el comerciante o profesional realice un descuento en sus precios, pero El Estado asume dicha carga económica al reconocer el 100% del monto descontado como un crédito fiscal aplicado sobre el ISR a pagar por parte de quien presta el servicio o transfiere el bien.

El artículo 168 de la Ley 8/2010, señala que los jubilados jubilosos y pensionados de la CSS tendrán derecho a solicitar un reembolso equivalente al 30% de las sumas que paguen en concepto de ITBMS sobre cada una de las facturas que se aporten a la DGI hasta por un monto máximo de 50 balboas al año.

El autor es abogado especializado en materia tributaria.

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email